Sufismo e Islam

Del libro “El camello sobre el tejado” – Burhanuddin Hermann

El corazón de un cero – La vía sufi

A veces me preguntan: “¿Puedo convertirme en sufí sin ser musulmán?”

Y yo respondo: “¿Puedes beber té sin taza?”.

En teoría es posible, pero en la práctica es muy desaconsejable y peligroso porque si te vierten el té directamente en la boca no sabrás, para empezar, qué cantidad vas a tomar, y además, puede estar demasiado caliente.

La verdad es ardiente, al igual que el amor, te puede abrasar o volverte loco. Pero si te la sirven en una taza puedes controlarla para que la cantidad no sea excesiva ni esté demasiado caliente.

La taza es la religión, la forma. El té es la verdad, la esencia, el amor de Dios. El maestro está dispuesto a darte té, pero si no tienes una taza, algo para contenerlo, ¿cómo va a servírtelo?.