¿Cuál es la diferencia entre hadith y sunna?

http://www.masud.co.uk

©Nuh Ha Mim Keller 1995

 

muhammad

La palabra sunna tiene tres significados diferentes que los musulmanes confunden a menudo cuando este término surge en las discusiones.

El primer significado de sunna pertenece al contexto de las leyes de la shari’a, en el que sunna es sinónimo de mandub o “recomendado”, algo por lo que se merece una recompensa en la otra vida si se hace – como usar el  miswak para limpiarse los dientes antes de la oración – pero no hay castigo si no se hace. En este contexto se lo  puede comparar con  “wajib” u obligatorio, es decir, algo por lo que uno es recompensado en la otra vida si se hace – como realizar las oraciones prescritas – y merece castigo si no se hace. La sunna en este sentido, está en segundo nivel respecto de las cosas que Allah nos ha pedido, después de lo wajib u obligatorio.

Un segundo significado de sunna pertenece al contexto de la identificación de las fuentes textuales, como cuando el Kitab, es decir, el Qur’an, se contrasta con la sunna, es decir, el hadith. En este sentido, sunna es estrictamente un sinónimo de hadith, y se utiliza para distinguir entre la evidencia propia y la del Qur’an. Hay que señalar que aquí el significado de sunna es muy diferente del que se menciona en el párrafo anterior, aunque a veces la gente los confunde creyendo que el Qur’an determina lo obligatorio y que el hadith determina lo que es meramente sunna o recomendado, pero en realidad, ambos tipos de prescripciones se encuentran tanto en el Qur’an como en los hadith.

Un tercer significado de sunna es la costumbre del profeta (que Allah le bendiga y le de paz), expresada en las cosas que dijo, hizo y en sus nobles estados del corazón, además de lo que él aprobaba en otros (ya sea por confirmación explícita, o permitiendo que se hiciera en su presencia sin condenarlo), y las cosas que se propuso hacer, pero no tuvo la oportunidad, como el ayuno en el noveno día de Muharram (Tasua). Aquí, sunna significa simplemente la costumbre del profeta (que Allah le bendiga y le de paz), y no debe confundirse con ninguno de los dos sentidos mencionados anteriormente. En contraste con el primer sentido, la sunna o costumbre (Allah le bendiga y le de paz) incluye no sólo lo recomendado, sino más bien el conjunto de la shari’a, todo el espectro de sus decisiones, ya sea obligatorio (wajib), recomendado (sunna), permitido (mubah), ofensivo (makruh) o ilícito (haram). Y en contraste con el segundo sentido, la sunna o costumbre (Allah le bendiga y le de paz) está preservada no sólo en los hadith, sino primero y principalmente en el Qur’an, tal como informa Aisha (que Allah esté complacido con ella) en el hadith de al-Bukhari: Su carácter era el Qur’an.

Si se tuvieran en mente estas diferencias, posiblemente se podrían evitar mejor las confusiones y non sequiturs (incongruencias) que a menudo se producen cuando los musulmanes hablan de la sunna.