La llamada del Islam

Sadullah Khan, IslamiCity

paz-islam

El Islam es salam (paz) y taslim (sumisión a lo Divino). En el Islam la paz es la norma, es el principio y cada persona de fe tiene la obligación moral de mantener la paz sin comprometer la justicia y la verdad. El Islam invita al subul as-salam (el camino de la paz): paz mental, paz de conciencia, paz en la familia y en la sociedad, paz con nuestro Creador y Su creación. Uno de los atributos de lo Divino es As-salam (La Fuente de Paz) y el saludo universal del musulmán al encontrarse o despedirse es as-salamu ‘alaykum o “la paz sea con vosotros”. La recompensa final y definitiva para el esfuerzo humano es el Paraíso, mencionado en el Qur’an como Dar us-salam (La Morada de la Paz).

Se espera que los creyentes sean una ummah (comunidad) que sirva como modelo para los demás; lo que el Qur’an describe:

“… y os hemos hecho (ummatan wasata) la comunidad media/gente de moderación/un medio equilibrado para que seáis un testimonio o modelo para la humanidad” [Qur’an 2:143].

La ausencia del equilibrio proporcionado por la wasatiyya’ (moderación) arrastra al extremismo. La wasatiyya’ es un antídoto para… ghuluw (exceso) tanattu’ (dureza), tashaddud (severidad), tatarruf (extremismo)… en todas sus formas.

Intolerancia ¿de dónde?

¿Cómo es entonces que algunos musulmanes son tan intolerantes con otras religiones, participan en actos atroces y aberrantes de violencia y asesinato sin sentido? ¿Han olvidado el ejemplo histórico de cómo el Profeta se relacionaba con las diferentes religiones? Parece ser que supuestamente algunos  musulmanes han dejado la correcta comprensión de las enseñanzas de nuestra fe y están sustituyendo el mensaje sublime del Islam por el discurso de la ira y la retórica de la rabia. No hay una orden o una enseñanza en el Islam que pueda indentificarse como la fuente directa de una acción extremista y del asesinato. Los que planean y orquestan matanzas sin sentido son los peores representantes de sus religiones y enemigos de sus comunidades. Los autores de actos de violencia sin sentido en el nombre del Islam están haciendo un grave daño al Islam. Algunos se sienten orgullosos de ser musulmanes sin importarles lo no-musulmana que pueda ser su actitud. Luego están los que animan a los actos de violencia, ellos también han degenerado en gente del odio.

Los fanáticos son un flagelo para la religión

Los extremistas, sean reaccionarios o radicales son un flagelo para la religión. Los extremistas reaccionarios no quieren pluralismo, ven el mundo en blanco y negro, bien y mal. Ellos son buenos y todo el que se le oponga es malo. Entre estos musulmanes están los que “excomunican” a todo musulmán que no comparta sus interpretaciones del Qur’an y su comprensión de la fe. Usan el takfir (denunciar a un musulmán como no-creyente) y la difamación como una herramienta para marginalizar cualquier crítica dirigida hacia ellos.

Los extremistas radicales difieren sólo en que usan la violencia para promover su causa y en que creen que el fin justifica los medios. Ven aceptable cualquier acto que promueva su “causa”. Esto es abiertamente anti-islámico. En el Islam los medios deben reflejar sus nobles fines. Cualquier medio que no represente las verdades y la ética central del Islam no es Islam y por lo tanto es denunciado como una aberración. El Islam no es una sociedad secreta de conspiradores de la que se desconocen sus intenciones. El Islam declara abiertamente sus fines y objetivos y éstos están reconocidos por toda la gente de bien como puros y congruentes con su propia sabiduría y tradiciones. El Islam prohíbe al musulmán matar gente inocente e indefensa.

Etiquetar algo como islámico no lo hace justificable

Comprende que ser religioso no significa tener razón. Desear poner en práctica los valores islámicos es siempre noble, pero tener una estrategia relevante y efectiva es, de hecho, más importante. Forzar a otros no es un recurso aceptable y sin duda no el primer recurso; sobre todo porque nuestro din/forma de vida nos ordena no utilizar la coacción como herramienta. Sólo porque hay que hacer algo, no significa que todo lo que se hace está bien; y sólo porque algo se hace con fervor religioso no demuestra en absoluto que es islámicamente correcto.

De acuerdo con el Qur’an [5:32] los musulmanes han heredado la orden prescrita a los Hijos de Israel:

“quien toma una sola vida sin justificación es como si hubiera matado a toda la humanidad”.

Además se nos recuerda, que si Allah no hubiera repelido a una gente mediante otra, los monasterios, iglesias, sinagogas y mezquitas, todas en las que el nombre de Allah es muy alabado, hubieran sido destruidas.

Allah ciertamente ayuda a aquellos que ayudan a Su causa y en verdad, Allah es Todopoderoso, Omnipotente. [Qur’an, 22:40].

Si no cumplimos con los principios establecidos en el Qur’an, estamos minando el espíritu mismo de nuestro din. Debemos prestar atención a la advertencia Qur’anica contra el extremismo en la religión…

”no seáis extremos en vuestra religión” [Qur’an 4:171].

El profeta advirtió además:

“Mi intercesión no será útil a dos categorías de mi comunidad: al gobernante opresor/injusto y al extremista sedicioso” [Tibrani].

“Os advierto sobre el extremismo, porque las comunidades que os antecedieron fueron destruidas debido al extremismo”. [Nisa’i] 

Las injusticias de los que se creen moralmente superiores

Algunos grupos/personas desviados cometen actos en nombre del Islam que son contrarios al fundamento de nuestra fe, al mismo tiempo pocos parecen ser lo suficientemente valientes para oponerse abiertamente a los matones que están denigrando el nombre y la imagen del Islam.

Recuerda las palabras del profeta Muhammad (la paz sea con él):

“Un musulmán (quien proclama tener fe) es la persona de cuyas manos y lengua los otros musulmanes están a salvo, un mu’min (el que manifiesta la fe) es la persona de quien la humanidad se siente a salvo y está segura respecto a sus vidas, propiedad y honor” [Baihaqi].

El profeta (la paz sea con él) además aconsejó:

“Allah es bueno y ama la bondad en todos los asuntos, y a la bondad le ha sido garantizada una capacidad que la violencia nunca puede alcanzar”. [Sahih Muslim].

Que Allah proteja a los inocentes de las injusticias de los que se creen moralmente superiores.

_____________________________________________________________________________

Shaykh Sadullah Khan es Director de Impower Development International www.impowerinternational.com.